jueves, 18 de diciembre de 2014

VIVIR EN SOLEDAD...

(Tributo a Guayasamin por E. Gutierrez)


Te encuentras sentado mirando el horizonte y llegan a ti miles de recuerdos, algunos buenos y gratos, y otros vienen con melancolía. Despiertas de tu trance y te das cuenta que solo vives en el momento, en el aquí y ahora, piensas y dentro de tu mente se forman vías transitadas, dobles vías, pares y semáforos… Al fin de cuentas ahí están los pensamientos que forman parte de nuestras vidas.

Sales a caminar, a respirar un poco de fresco aire, miras a tu alrededor y ves a cientos, miles de personas que viven o tratan de vivir su existencia, tu solo reflexionas y te ves solo, con esa soledad que te recorre las venas y te cala los huesos. Vuelves a tu realidad y sientes mas soledad, ese vacío desierto lleno de oquedad que come tus entrañas.

Dicen que debes aprender a vivir con tu soledad, pero es tan fácil hacerlo?, es tan fácil leer unos cuantos libros de acción positiva y llevarlos a la practica?, en aquellos documentos en donde se te habla de miles de senderos ocultos y por descubrir y que solo tu puedes decidir hacerlo, esta la verdad de la vida?…

Pero cuando te abraza ese aire hueco, te haces esas y mas preguntas, y lo único que llegas a sentir es mas y mas soledad, mas tu mente esta inerte.

Haces cosas e inventas mas para saber si algo fuera o dentro de ti puede llenar lo que te falta, pero no puedes encontrarlo, buscas mas allá de la simple y monótona vida cotidiana, pero te quedas en las mismas. Nuevamente ese aire frío y seco recorre tu humanidad, y quieres volar, necesitas despojarte de toda esa "humanidad" y fundirte con el Universo, dejar atrás toda esa porquería que has ido acumulando en todo el tiempo que llevas en este mundo, no mirar atrás seria tu consigna, seguir volando seria tu anhelo, libre de bultos innecesarios para que tu viaje se vuelva placentero y eterno.

Desplegar brutalmente tus alas e ir a ese lugar maravilloso que te puede estar esperando, alcanzar la meta por la cual estas aquí, respirar aire puro y visualizar lugares que nadie los ha visto jamas. Piensas por un momento y caes de picada a estrellarte con la realidad, te han cortado las alas…

Llegara aquel punto del destino en el que saldrás de tu caja de pandora y serás Feliz.

Por Erick Gutierrez T.
Publicar un comentario